Hukamnama – Junio, Lunes 23, 2008

۹β

Waheguru Ji Ka Khalsa Waheguru Ji Ki Fateh

Siri Guru Granth Sahib: Pagina 672

rwgu sUhI mhlw 1 kucjI <>

siqgur pRswid mM\u kucjI AMmwvix fosVy hau ikau shu rwvix jwau jIau ] iek dU ieik cVMdIAw kauxu jwxY myrw nwau jIau ] ijn@I sKI shu rwivAw sy AMbI CwvVIeyih jIau ] sy gux mM\u n AwvnI hau kY jI dos Dryau jIau ] ikAw gux qyry ivQrw hau ikAw ikAw iGnw qyrw nwau jIau ] iekqu toil n AMbVw hau sd kurbwxY qyrY jwau jIau ] suienw rupw rMgulw moqI qY mwixku jIau ] sy vsqU sih idqIAw mY iqn@ isau lwieAw icqu jIau ] mMdr imtI sMdVy pQr kIqy rwis jIau ] hau eynI tolI BulIAsu iqsu kMq n bYTI pwis jIau ] AMbir kUMjw kurlIAw bg bihTy Awie jIau ] sw Dn clI swhurY ikAw muhu dysI AgY jwie jIau ] suqI suqI Jwlu QIAw BulI vwtVIAwsu jIau ] qY sh nwlhu muqIAsu duKw kUM DrIAwsu jIau ] quDu gux mY siB Avgxw iek nwnk kI Ardwis jIau ] siB rwqI sohwgxI mY fohwgix kweI rwiq jIau ]1]

somvwr, 9 hwV (sMmq 540 nwnkSwhI) (AMg: 762)

Rag suhi mehla 1 kuchyi

ik-oNkar satgur parsad.

many kuchyi ammavan dosrje ja-o ki-o sajo ravan ya-o yi-o.

ik du ik charjandi-a ka-un yane mera na-o yi-o.

yinHi sakji sajo ravi-a se ambi chhavrji-ehi yi-o.

se gun many na avni ja-o ke yi dos Dhare-o yi-o.

ki-a gun tere vithra ja-o ki-a ki-a ghina tera na-o yi-o.

ikat tol na ambrja ja-o sad kurbane tere ya-o yi-o.

su-ina rupa rangula moti te manik yi-o.

se vastu seh diti-a me tinH si-o la-i-a chit yi-o.

mandar miti sandrje patjar kite ras yi-o.

ha-o eni toli bhuli-as tis kant na bethi pas yi-o.

ambar kunya kurli-a bag bajithe a-e yi-o.

sa Dhan chali sajure ki-a muhu desi age ya-e yi-o.

suti suti yhal thi-a bhuli vatrji-as yi-o.

te sah nalaju muti-as dukja kuN Dhari-as yi-o.

tuDh gun me sabh avgana ik Nanak ki ardas yi-o.

sabh rati sohagani me dohagan ka-i rat yi-o. ||1||

Un Dios Creador del Universo, por la Gracia del Verdadero Guru

Rag Suji, Mejl Guru Nanak, Primer Canal Divino, Kuchayi.

La Novia no grata.

Me encuentro sin un solo mérito e inmensos son mis errores; ¿cómo entonces podré gozar de mi Señor? El Esposo es buscado y seguido por muchos más, cada uno mejor que el otro; ¿quién hay ahí que sepa siquiera mi nombre? Las almas que gozan de su Esposo están bendecidas y descansan bajo la sombra de un árbol de mango, pero no tengo ninguna de sus virtudes, ¿a quién podría culpar por esto?

Oh Señor, ¿Cuál de Tus Méritos podría hacerlo mío? ¿Cuál de Tus Nombres podría yo recitar?

No puedo hacer mía ni siquiera una de Tus Virtudes, por eso ofrezco mi ser un millón de veces en sacrificio a Ti.

Disfruto el oro y la plata, así también las perlas y los rubíes; ellos también son Tu Regalo, y sin embargo, las amo a ellas más que a Ti. Las mansiones construidas de polvo y de piedras decorativas me han encantado por su belleza, pero por eso, no me siento al lado de mi Amor.

Sobre el cielo de mi cabeza las golondrinas de la edad revolotean, las garzas de pelo blanco han descendido en mí, estoy listo para ir a mi otro Hogar, ¿cómo podré encarar a mi Esposo ahora?

En el sueño la noche de mi vida se ha convertido en el amanecer de la muerte y me he perdido del camino, viví separado de Ti, y ahora mi único refugio es el dolor. Eres el Señor del Mérito y yo no tengo ninguno, la única oración de Nanak hacia Ti es que habiendo bendecido con Tu Compañía a Tus Esposas por muchas noches, ¿no tendrás aunque sea una noche para mí? (1)

Anuncios

1 Response to “Hukamnama – Junio, Lunes 23, 2008”


  1. 1 Rodrigo Valencia Q junio 23, 2008 en 4:34 pm

    Señor: Tus Nombres son incontables, pero Tú eres el Nombre de los Nombres.
    Tu Nombre no es una palabra; es el origen de todas las palabras, el comienzo y el fin, el nacer de todas las edades, el alfa y el omega de la infinitud.
    Vienen las arrugas sobre el rostro; son tus marcas en el barro.
    Ondean las canas sobre la cabeza; son tus brisas pasajeras, las estaciones del invierno, los recuerdos del ayer. Quizás perdones nuestras faltas, quizás recobremos algo de la juventud perdida, quizás nos mires con misericordia…si volvemos nuestros ojos hacia Tí.
    Vamos caminando hacia el ocaso, se han gastado los caminos, el sol declina en la montaña. Sin tu Mérito, ahogamos la existencia, no encontramos la brújula que aliviana la encrucijada, aves negras asustan en los árboles.
    No tenemos mérito, no hemos abierto el libro de tu Gracia. Y entre tantas distancias confundidas, el paisaje es inmenso, las calles lloran entre el polvo, los rascacielos confunden la mirada.
    Nadie sabe nuestros nombres; ni siquiera nosotros mismos. Los perdimos a la salida del Paraíso, se confundieron con las piedras del camino, viajeros somos en las sombras del invierno.
    Señor: Danos un Nombre Nuevo.
    Rodrigo Valencia Q.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s





A %d blogueros les gusta esto: